Panamá ya tiene el primer carro 100% eléctrico

02 de Septiembre de 2016 5:07pm
periodista
Panamá ya tiene el primer carro 100% eléctrico

Panamá se suma a otros países latinoamericanos –como México, Costa Rica, Colombia y Chile– que ya disponen de un carro 100% eléctrico en el mercado. Se trata del BMWi3, lanzado esta semana en la ciudad de Panamá. El incentivo fiscal para vehículos ecológicos ha favorecido la llegada de este compacto de cuatro plazas, espacioso por dentro, y con 170 caballos de fuerza.

Aaron Romero, vicepresidente de mercadeo de Bavarian Motors, empresa importadora de BMW, detalla que el vehículo está pensado para uso urbano y tiene una autonomía de unos 168-170 km con una carga completa de la batería, aunque puede variar según el modo de conducción que se escoja.

El modo predeterminado es Confort. Si se utiliza en Eco Pro, se hace más eficiente la carga y se regula el aire acondicionado. En Eco Pro+, la velocidad, que puede llegar hasta 240 km/hora, solo llega hasta 90km/h y se regula el aire; de esta manera la batería puede rendir 180 km o un poco más.  

Silencioso, el BMWi3 no consume energía cuando frena, al contrario, la regenera.

Un sensor suena al acercarnos al semáforo, indicando que el auto está muy cerca del que está al frente. Equipado con múltiples computadoras y sensores, también tiene el GPS habilitado con los mapas de Panamá y conectividad con smartphones vía Bluetooth para reproducir música.

El i3 está hecho con fibra de carbono y tiene partes reciclables. La batería, que se ubica en el fondo del maletero, tiene ocho años de garantía. No hay que cambiarla completa, ya que está dividida en módulos y se le pueden reemplazar celdas individuales.

Su costo varía según el país. En Panamá, el modelo con la configuración más básica ronda los 54 mil dólares, y las más equipada los 59 mil 900 dólares. Panamá es un mercado pequeño aún, pero la compañía tiene previsto vender entre 12 y 15 unidades anuales.

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.